Imprimir
May
24

Beatriz Navia. Docente del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad Complutense de Madrid

Los españoles con dos raciones de pan al día tienen un perfil calórico más equilibrado

“La idea de los adultos estudiados se aleja del perfil teórico en donde el consumo de cereales es inferior al aconsejado con un gran desconocimiento en relación a la cantidad diaria que se debe consumir de cereales y de pan y de sus beneficios saludables” son algunas de las conclusiones que ha obtenido el equipo investigador del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid.

“El patrón de consumo de la sociedad española ha cambiado, siendo frecuente encontrar una ingesta excesiva de proteínas y grasas (especialmente saturadas) mientras que, los hidratos de carbono, se toman en cantidades inferiores a las aconsejadas. Además, existe más de un 50% de individuos que no cubren las ingestas recomendadas de folatos, vitamina A, D, E, calcio, yodo, zinc y magnesio” según la profesora Beatriz Navia que ha liderado el estudio sobre la situación nutricional general a un colectivo de cerca de 300 adultos procedentes de Madrid, Málaga y Pontevedra de edades entre 18 y 50 años.
Los resultados obtenidos indican que a pesar de los beneficios saludables que aportan los cereales existe un desconocimiento importante sobre cuáles son las pautas aconsejadas en relación a su consumo. En concreto, los adultos estudiados toman una media de 3,54 raciones/día y solo 7,4% de ellos cumple con la pauta de tomar al menos seis raciones al día siendo el de la barra, principalmente el blanco de barra, seguido del pan integral de barra, el pan blanco de molde y el pan de molde integral, que se consumen, generalmente en la comida, el desayuno y la cena. Es interesante destacar el mayor aporte de fibra en los adultos con mayor consumo de pan y, de hecho, el porcentaje de personas que no alcanzan el objetivo nutricional de 25g/día de fibra es significativamente más bajo en este grupo (67,9%), que en aquel con un consumo de pan inferior (84,9%).

“La frecuencia con la que se cree que se debe consumir los diferentes grupos de alimentos se aleja de las pautas marcadas en las guías alimentarias”

La proporción de adultos con exceso de peso no es significativamente diferente entre los que tiene un consumo de pan menor a dos raciones/día. Sin embargo, hay un mayor porcentaje de individuos con sobrepeso en el grupo que toma habitualmente menos pan, posiblemente debido a que las personas con sobrepeso estén restringiendo el consumo de este alimento, ya que este grupo es el que considera, de forma más frecuente que el pan engorda.