Imprimir
Jun
10

Pasión, creatividad y mucha disciplina

Paco Torreblanca, Maestro chocolatero.

Torreblanca cuenta con una dilatada carrera desde hace décadas, tras formarse en Francia, en 1978 regresó para abrir en Elda la primera de sus pastelerías, que luego extendió a Alicante y Valencia. Hasta la fecha es el único español proclamado mejor repostero del año en Europa (1990), y ha sido el único investido doctor Honoris Causa por la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche.


La grabación de ‘Deja sitio para el postre’, el primer programa de televisión exclusivamente de postres,  ha superado con creces todas las expectativas ya que de los 3.000 candidatos que se presentaron sólo dieciocho han sido los elegidos para participar en el nuevo programa de repostería. “Es un programa en el que se ha mostrado muchísimas técnicas y en el que se ha enfatizado en que sea muy didáctico tanto para el espectador como para el concursante”, añade Torreblanca.

Después de que le encargarán la tarta nupcial en la boda del Príncipe de Asturias su fama ha ido creciendo hasta convertirse en uno de los maestros reposteros y de mayor reconocimiento profesional ¿Cree que la situación económica ha afectado a la pastelería de igual modo que en otros sectores?
Qué duda cabe que ha afectado como a casi todos los sectores empresariales pero nos ha hecho crear nuevas formas de venta y elaborar nuevos productos. Los momentos de crisis hacen que nos las ingeniemos para sacar nuestras mejores cualidades y conseguir poner en marcha proyectos que en otras ocasiones no podríamos conseguir.

¿Cuales son para usted las claves del éxito en pastelería?
Realizar productos con los mejores ingredientes sin colorantes ni conservantes. Para mi es imprescindible utilizar las mejores materias primas y de esta manera tener un producto final que se diferencie del resto por la calidad del mismo. Para ser un gran respostero hay que tener “pasión, creatividad y mucha disciplina”.

¿Cree que la formación a jóvenes puede ser la salida de muchos de nuestros pasteleros?
La formación es necesaria para los jóvenes, hacen una labor importantísima y los cursos de reciclajes y master nos permiten encontrar trabajos de mayor calidad.

Gracias a la repercusión y el éxito alcanzado por su programa “Deja un sitio para el postre” ¿cree que el sector va a tener un mayor auge y se va a revalorizar?
Es indudable que “Deja Sitio para el Postre” ha dado un empujón importantísimo a la pastelería, es la primera vez que se ha realizado un programa exclusivo en televisión de pastelería y repostería y con un resultado muy positivo.

De entre todas las recetas que se han realizado en Deja un sitio para el postre cuál de ellas ha sido la que ha contado con mayor grado de dificultad.
Creo que entre todas las que hemos realizado cobra un mayor obstáculo la del último programa, que entraña un grado de dificultad mayor, implica técnica equilibrio y tener conocimiento artístico. Os invito a que veáis el libro “Deja sitio para el postre” para los apasionados de la repostería: 44 recetas organizadas por nivel (principiante, intermedio, avanzado) en el que hemos pretendido que los lectores pierdan el miedo al fracaso y compartan con los aficionados su experiencia en la alta repostería.

¿Cuál es su postre preferido?
Las milhojas de crema con una buena vainilla Tahití, el pastel de manzana, chocolate y azafrán, ¡¡¡Me encanta!!!